sábado, 29 de julio de 2017

CUIDADOS PARA TUS INSUMOS BAÑADOS EN ORO


By Variedades Carol


A menudo nos han preguntado sobre la mejor forma de cuidar los baños en oro. No es un secreto, ni tampoco es complicado; así que presta mucha atención a este blog y aprende algunos trucos para que tus baños sean más duraderos.

El oro es un elemento dotado de una hidalguía sin igual. Sinónimo de belleza y distintivo por excelencia de la realeza. Sin embargo, su coste es altísimo, siendo este el mayor obstáculo para los que aman el estilo y la variedad que ofrece la moda. Es aquí, donde los baños se convierten en la mejor opción; conservan todas las características estéticas del oro, de todas formas, es una capa de oro sobre un material diferente; por su accesibilidad, puedes darte el lujo de tener una gran variedad de dijes, herrajes y accesorios en general, olvídate de ser monótona; por último, un buen baño se puede conservar sin defectos por mucho tiempo. No obstante, requiere de unos cuidados especiales dependiendo de la técnica usada y el grosor del mismo.

Aquí te enumeramos algunos concejos para que puedas conservar las características estéticas de tus dijes por mucho tiempo:

1. Compra con confianza, hay muchos tipos de baños y algunos son de pésima calidad. Así que ve por un proveedor que te garantice y sea responsable con el tipo de baño que te ofrece. A veces el mismo dije en diferentes lugares tienen baños diferentes. Así que puedes creer que compras lo mismo por mejor precio pero en realidad compras algo de menor calidad.

2. Ten cuidado de cómo los guardas, es muy importante que la luz, natural o artificial, no impacte directamente sobre nuestros artículos bañados; con la exposición prolongada el baño pierde características. La mejor opción es conservarlos en sus empaques originales ya sean cajas o bolsas y que no sean traslúcidas. Si usas un joyero trata de que tus piezas se encuentren separadas.


3. Cuando los uses procura no rociarles loción o crema, ni entres a una piscina o al mar con ellos. Tampoco los limpies con químicos ya que estos quitan paulatinamente la capa de oro. En su lugar puedes usar agua tibia, pero sólo si de verdad lo necesitan, no es recomendable hacerlo con regularidad.

4. No obstante, límpialos después de usarlos ya que el sudor y el "ph" de las personas los afecta. Únicamente con un paño suave y seco.

5. Evita los cambios bruscos de temperatura.

Ahora sí, tus accesorios bañados en oro van a durar un montón. Igual no te congestiones, la idea es usarlos cuando más te guste y disfrutar del estilo que ellos te ofrecen. A fin de cuentas siempre puedes bañarlos de nuevo.

Si te gustó esta información escríbenos a nuestro Facebook o comenta en nuestro Blog ¡Nos encanta saber de ti!

¿Sobre que tema te gustaría que habláramos en nuestro siguiente blog?

Visítanos: